viernes, 18 de mayo de 2018

VALLETTA CONCURS D´ELEGANCE 2018

Este domingo 20 de mayo se celebrará en la ciudad de Valletta en Malta uno de los Concursos de Elegancia mas importantes para vehiculos Vintage y Clásicos. 



La Valletta Concours d'Elegance hizo su debut en abril de 2017 y está previsto que se convierta en un acontecimiento básico anual en las Islas Maltesas. Los concours, nacidos de un amor colectivo por los coches antiguos y clásicos y su preservación y disfrute, buscan llenar un vacío en los diversos eventos de autos clásicos de Malta al brindar a los entusiastas locales la oportunidad de mostrar su orgullo y alegría en un evento de lujo que celebra su pasión en el majestuoso escenario de Valletta, un ícono barroco del siglo XVI, construido por los Caballeros de la Orden de San Juan.



Los organizadores buscan obtener la participación de un número considerable de participantes locales y posiblemente extranjeros en un intento por presentar un evento que combinará la artesanía y el diseño automotriz a lo largo de varias décadas con la pasión de la propiedad de automóviles clásicos, al mismo tiempo que captura la camaradería de celebración que estos eventos generan. Se ha encargado a un equipo de jueces extranjeros independientes con vasta experiencia en eventos similares en el extranjero que otorguen profesionalidad y experiencia al proceso de evaluación.




Se presentarán varias categorías de vehículos y corresponde a los jueces decidir cuál es el mejor participante en cada categoría, según un conjunto predeterminado de criterios. El ganador de cada categoría competirá por el prestigioso trofeo de ganadores. El ganador general del Concours d'Elegance será la entrada que se considere como The Best in Show. El jurado se centrará principalmente en la originalidad y la autenticidad, así como en la atención al diseño, el estilo, la elegancia y el estado de conservación, entre otros.

Tenemos el orgullo que dos de los Jueces designados para este evento son socios del Club de Clásicos del Norte. El señor Don Carlos Bengtson Reverón y Don Toni Cobucci. 



 Desde aqui darle nuestra felicitación y suerte con la difícil elección entre tanta joya sobre ruedas.


lunes, 7 de mayo de 2018

EXCURSION 30 DE MAYO DIA DE CANARIAS

Estimados socios:
Les informamos que la próxima salida tendrá lugar el 30 de mayo dia de Canarias. El programa es el siguiente:

Punto de encuentro en la recta junto al Leroy Merlin. 


Salida a las 10:00 por la TF-5 hasta la rotonda del Padre Anchieta.

Seguiremos por la carretera de La Esperanza hasta el portillo, haciendo algunas paradas por el recorrido.




Sobre las 12:30 saldremos en dirección a Aguamansa donde tendremos el almuerzo.
El restaurante Aguamansa nos reserva 40 plazas, por lo que una vez cubiertas se cerraran las inscripciones.

Esperando como siempre sea del agrado de todos.

Reciban un cordial saludo.

La Junta Directiva.

domingo, 6 de mayo de 2018

SEAT 1200 SPORT BOCANEGRA, PASIÓN Y CARÁCTER

Cuando escribimos el artículo de los que para nosotros eran los 10 de los mejores Seat de la historia, aquello nos obligó a ser selectivos y por tanto saber descartar muchos modelos para quedarnos con sólo diez.
No obstante, teníamos claro que habían algunos cuya presencia en la lista era incuestionable. El 600, el 1400, o como no, el SEAT 1200 Sport “Bocanegra”.

Una leyenda de la marca, el SEAT 1200 Sport, al que popularmente se le conocería como “Bocanegra” debido a que el paragolpes frontal era siempre de color negro en contraste al color del resto de la carrocería, fue un punto de inflexión para la marca.
Era diciembre de 1975, y en aquellos tiempos convulsos en los que España tenía que definirse de forma internacional tras la muerte de Franco, SEAT presentaba ante la prensa el SEAT 1200 Sport.

Todavía en propiedad del Instituto Nacional de Industria, SEAT dejó a medio país con la boca abierta ante tal obra de rebeldía y modernidad que tantos ansiaban entonces. Siendo además, el primer modelo desarrollado completamente en Martorell.
Aunque algunos lo califican como el “primer automóvil fabricado de forma masiva con diseño español”, esto tiene que puntualizarse.
Pues su línea y figura le deben todo al diseñador italiano Aldo Sessano. A quien SEAT contactó personalmente para adquirir la licencia del prototipo que Aldo había diseñado para la alemana NSU. Quienes (afortunadamente), le habían desestimado previamente el proyecto.



Aldo se trasladó entonces a España para trabajar codo con codo con otro hombre clave en esta historia. Antoni Amat.
Antoni, jefe ingeniero de la carrocera INDUCAR, fue el que en cierta manera se encargó de dar vida a los bocetos de Aldo. Un proyecto de especial envergadura pero del que Antoni ya había demostrado credenciales por sus trabajos para otras carroceras.
Así, poniéndose manos a la obra, Antoni y su equipo tomaron como base el Seat 127que a rasgos técnicos guardaba ciertas características que adoptaría el 1200 Sport. Es decir, un compacto con tracción delantera. Cabe aquí señalar, que la idea original era hacer lo contrario, motor con tracción trasera.
Esto se desestimó principalmente por una razón de ahorrar costes de fabricación.

 No obstante, aquí surgiría el quebradero de cabeza de ¿cómo metemos un motor en la parte delantera en un diseño cuyo motor está en la posición posterior?


La respuesta bien merecería un artículo único, pues se utilizó el motor del 127 el cual introducirían en posición transversal con una inclinación de unos 16º con el objetivo de contener su vez el capó.
Si esto fuese poco, se adaptó también de forma igualmente poco ortodoxa la caja de cambios del 127 que conjuntamente con el carburador, eran dos de los elementos que más fallos daban en la primera serie del 1200 Sport.
No obstante, la reacción no tardó en venir con la llegada en 1976 del SEAT 128 3p. Compartiendo las siguientes series del “Bocanegra” mismo mecanismo de propulsión que el citado 128.
En términos de ventas, estas no fueron especialmente significativas aunque tampoco escasas. Esto debido a que su precio no era el de un coche de masas, sino enfocado a un cliente de mayor poder adquisitivo y con ganas de disfrutar conduciéndolo. 

Sin embargo, si había algo de lo que se quejaban los propietarios de los 1200 Sport era de que en términos de comodidad, habían ciertos aspectos a mejorar. Uno de ellos era hacer más cómoda la transmisión de la caja de cambios, y otro aumentar el depósito de combustible.
SEAT hizo caso de las plegarias, y tras unas ligeras modificaciones daba luz en 1977 al 1430 Sport. Compartiendo el mismo diseño agresivo que su hermano mayor, el 1430 Sport aumentaba ligeramente en potencia y comodidad.

La odisea del SEAT 1200 y el 1430 Sport tendría tristemente un fin sin que la marca sacase un relevo a la altura del mito.
En el caso del 1200 Sport, su producción finalizó en 1980 habiéndose fabricado un total estimado de 19.332 unidades. Siendo en la actualidad, un coche clásico que incluso cuenta con su propio club de fans impidiendo que desaparezca de nuestro colectivo uno de los coches más interesantes que ha lanzado SEAT en toda su historia.

jueves, 3 de mayo de 2018

EL BMW 3.0 CSL BATMOBILE CANARIO QUE TE CAUTIVARÁ

Este es un automóvil casi mitológico. En los años 70, sus imágenes adornaban, en forma de poster, muchas paredes de adolescentes que soñaban con él. Hablamos del BMW 3.0 CSL Batmobile. Presentado en 1972, se trataba de una versión aligerada del BMW 3.0 CS / CSI y esa L que se añadía al final proviene del vocablo alemán leicht (que significa ligero), pues toda la carrocería se había fabricado en un acero con calibre más fino que reducía su peso casi 200 kg. Marcaba en la báscula 1.270 kg, frente a los 1.420 del 3.0 CS estándar.
 La “dieta” del BMW 3.0 CSL implicó la pérdida de adornos y algunos elementos de insonorización, así como las puertas de aleación de aluminio, como el capó o la tapa del maletero. para las ventanillas se empleó Perspex (un termoplástico transparente, a menudo utilizado como alternativa resistente al vidrio). Y con ese peso tan bajo, en la primera serie se equipó el seis cilindros en línea del BMW M3 de la época,un 2.985 cc que entregaba 180 CV a 6.000 rpm y 260 Nm de par a 3.700 rpm.
 Ya habíamos desglosado algunas de estas características cuando hablamos del BMW 3.0 CSL. Aquella unidad no se había ganado aún el apodo de Batmóvil, que con el paso de los años se ha converrido casi en la denominación oficial del modelo cuando este contaba con el llamativo paquete aerodinámico. Pasaba de la mínima expresión a ser un auténtico coche de carreras gracias al paragolpes delantero, las aletas que recorren la parte superior de los guardabarros delanteros, el curioso alerón en el borde posterior de el techo.
 La guinda era el gran alerón en la tapa del maletero que, curiosamente, nunca fue instalado de fábrica. Se entregaba el coche con él en el maletero, dividido en tres partes, ya que este tipo de apéndices era ilegal en las carreteras alemanas por aquel entonces. Otro detalle singular era el logotipo de BMW en el pilar C… algo que recuperó el BMW X2.
 Apenas se fabricaron 110 unidades de esta primera serie. Luego vendría una segunda serie, que contaba con un sistema de inyección de combustible Bosch en lugar de los carburadores Zenith. También aumentó la cilindrada a los 3.003 cc para que el BMW 3.0 CSL Batmobile pudiese competir en la categoría de más de 3 litros. La potencia subió a 200 CV a 5.500 rpm y el par se incrementó a 278 Nm 4.300 rpm. La tercera generación se ampliaría a 3.153 cc, al contar con cilindros con una carrera más larga, con o que la potencia subía a los 206 CV a 5.600 rpm y el par a 293 NM a 4.200 rpm.
 En todos los casos el BMW 3.0 CSL Batmobile contaba con una caja de cambios manual Getrag de cuatro velocidades, que enviaba la potencia a través de un diferencial trasero de deslizamiento limitado. Tenía frenos de disco en las cuatro ruedas, que se veían a través de las llantas de aleación Alpina de 14 pulgadas, calzadas con llantas Michelin XWX.

La versión de competición del 3.0 CSL demostró ser casi imbatible en la pista: ganó el Campeonato Europeo de Turismos en 1973… y todos los años desde 1975 hasta 1979. En 1973 Le tomó una victoria de clase popular en Le Mans, ganó un montón de carreras en el Campeonato IMSA GT Championship en 1975, e incontables victorias en otras competiciones de todo el mundo a mediados y finales de los 70.
Las imágenes que ilustran este artículo pertenecen a una unidad sin restaurar de los 110 primeros BMW 3.0 CSL Batmobile fabricados. Con el número de chasis 2275501 su fabricación se completó el 27 de julio de 1973 y justo un mes después el coche salía hacia el concesionario de BMW en Las Palmas de Gran Canaria.

Su primera propietaria fue Emma Maria Sidler Balmer, de San Bartolomé de Tirajana, Las Palmas, que lo matriculó el 19 de junio de 1975 con la placa GC-2554-F. Diez años después el coche viajaría a Hamburgo. El coche volvió a España tras aparecer en la revista Coches Clásicos y el autor del artículo se hizo con él. Se restauró su motor en Barcelona y en 2013 lo compró su propietario actual.
Tal y como dicen en la casa de subastas que lo pone en venta el próximo día 12 de mayo en Mónaco, el coche está “en condiciones abrumadoramente originales”. La pintura es la original, así como el paquete aerodinámico (también el amortiguador de aire delantero), los asientos deportivos de fábrica o el volante original de tres brazos que es específico de este modelo. Aseguran incluso que es el BMW 3.0 CSL Batmobile mejor conservado del mundo. ¿Qué precio alcanzará?

martes, 1 de mayo de 2018

MASERATI MISTRAL, EL ÚLTIMO VIENTO DEL SEIS EN LÍNEA

En Maserati estaban disfrutando del éxito del 3500 GT y el Sebring, que suponía el cambio de política de la marca, dejando los coches de competición para centrarse en los GT de calle, más rentables,y que eran un éxito. Fue entonces cuando tomaron el chasis Tipo 109, lo actualizaron y pidieron al diseñador Pietro Frua que diseñase una nueva carrocería de un coupé 2+2. Así se gestaba el Maserati Mistral, que toma su nombre de los fuertes vientos que azotan la costa mediterránea al sur de Francia.
El creador del Maserati Quattroporte , hizo un trabajo fabuloso con este coche que luego fue carrozado por Vignale. El coupé cautivó a todos los presentes en el Salón de Turín en noviembre de 1963.

 Además de por su belleza innegable, el Mistral fue el último modelo que empleaba el histórico motor de seis cilindros en línea del tridente, con el que la marca ganó incluso un Mundial de F1 en 1957, pilotado por Juan Manuel Fangio. Sus cámaras de combustión eran alimentadas por un sistema de inyección de combustible indirecto, uno de los orgullos de la técnica italiana. Tras el Mistral, Maserati se pasaría a los V8. Los usuarios demandaban automóviles más potentes… y había que alimentar esa demanda.
 Inicialmente contaba con un motor de seis cilindros de 3.485 cc que rendía 235 CV a 5.500 rpm o uno algo mayor, con 3.692 cc que entregaba 245 CV  a las mismas revoluciones. Luego se presentó, en marzo del año siguiente, el Mistral Spider descapotable con el motor básico. En 1965 el cabrio también ganó el más potente… al tiempo que el Coupé  ganaba cubicaje, hasta los 4.014 cc y llegaba a los 245 CV a 5.200 rpm



 De serie el Maserati Mistral contaba con una transmisión ZF de cinco velocidades y frenos de disco a las cuatro ruedas. La suspensión delantera era independiente y la trasera un eje rígido con dos ballestas longitudinales. La aceleración de 0 a 100 km/h en los motores de 3.7 y 4.0 litros bajaba de los 7 segundos, y la velocidad máxima oscilaba entre los 225 y los  233 km/h.

 En total se fabricaron 953 unidades (828 coupés y 125 descapotables), por lo que se trató del segundo Gran Turismo más vendido desde que la familia Orsi se hizo con el control de la compañía, en producción hasta 1970. Las más demandadas son con el motor de cuatro litros de desplazamiento.  Existieron también algunas carrocerías de aluminio, pero desde 1967 se empleó acero… Ni los más expertos se ponen de acuerdo en cuántas salieron de la Casa del Tridente de cada una.


 El próximo 12 de mayo esta unidad de Maserati Mistral (Tipo AM109), primero de la serie de Maserati clásicos que tenían nombres de vientos, se subasta en Monaco (pertenece a una colección privada y mantiene el motor original). No es de los coches más espectaculares ni caros que se ofrecen, pero seguro que más de uno apreciará el nivel de sofisticación y carácter del predecesor del Ghibli. De ahí que esperen recaudar entre 175.000 y 225.000 euros por él.

lunes, 30 de abril de 2018

EXCURSION A LA ISLA DE LA PALMA



Buenas tardes:
Comunicamos a todos nuestros socios que las plazas disponibles para el viaje a la Palma ya han sido cubiertas, por lo que no se podrán aceptar mas inscripciones. Para mas información pueden contactar con nosotros en cualquier momento al movil del club 618740516.







Saludos
La Junta Directiva

domingo, 8 de abril de 2018

CONCESIONARIOS CERRADOS CON VEHICULOS OKM EN SU INTERIOR



 Hoy traemos dos historias que parecen sacadas de una novela de ficción pero son reales como la vida misma. En primer lugar iremos a Dinamarca.
En Dinamarca está emplazado un concesionario Fiat muy especial: se trata de un comercio abandonado hace más de 30 años, que aún cuenta con unidades sin estrenar en las instalaciones, cubiertas de polvo. La firma, propiedad de un hombre de apellido Sorensen, se encontraba en la ciudad danesa de Kolding, y cerró en 1981, cuando la filial local de Fiat obligó al empresario a elegir entre vender coches o vehículos pesados. Él se decidió por la segunda opción, y sin más bajó las persianas y abandonó los más de 200 vehículos que ofrecía, todos modelos de entre 1973 y 1981. El lugar fue descubierto tras el fallecimiento del señor Sorensen por un heredero, hace apenas unos años, y organizó allí una subasta en 2015 en la que remató decenas de unidades. Los compradores tuvieron la posibilidad de llevarse a su casa vehiculos de gran valor a precios casi simbólicos algunos de ellos de km cero y aun expuestos en el concesionario, otros ya usados pero en un estado mas que aceptable. Los que estaban en peor estado, se vendieron a 250 euros; solo un Lancia Beta fue adquirido por 6.500 euros, una cifra baja si se tiene en cuenta lo que va a costar esa unidad dentro de unos años. Algunos de los coches aún siguen allí, a la espera de un dueño.














Ahora nos vamos hasta Oakville en Canadá:
Situado en Oakville, en las cercanías de la ciudad de Ontario (Canadá), un antiguo concesinario cerrado —que no abandonado— nada menos que de BMW permite retroceder, al menos, dos décadas en el túnel del tiempo.
La actividad en sus instalaciones se detuvo en el ya lejano 1988, cuando problemas con la matriz bávara derivaron en la cancelación de la licencia de venta. Paradójicamene, el concesionario sigue mostrando en su exposición un par de ejemplares aún sin matricular.

Cuando la empresa, que operaba como «Citation Motors», perdió la autorización de venta su propietario abrió un segundo concesionario en Toronto llamado «Downtown BMW». Pero en el original se quedó todo tal y como había venido sucediendo hasta aquel momento, con automóviles en el escaparate, sin estrenar, como un Serie 5 de la caja E28 y un deportivo coupé blanco M 635 CSi. Automóviles que, pasados 26 años, sólo requerirían una somera puesta al día para salir andando por la puerta.

Muebles, utillaje de taller —donde se acumulan algunos coches más, incluso con especificaciones europeas, entre ellos otro 636 CSi, algún Serie 7 de la época, un pick-up GMC y un 4x4 Toyota, una moto BMW R80...—, equipamiento informático, documentación... Todo sigue allí, como si el reloj del tiempo se hubiese paralizado.
Incluso en el exterior de la instalación, donde sigue aparcado un BMW 535i con 735.503 km en su odómetro esperando, parece, cita a la entrada de la cerrada puerta del taller.
Cuentan que el propietario acude con asiduidad a los mandos de su propio BMW para comprobar que todo está en su sitio, lo que no extraña atendiendo al buen estado de conservación que presentan los jardines y el entorno aledaño más inmediato.